Todo negocio comienza como una gran idea. Después con el tiempo el proyecto se convierte en 1% de inspiración y 99% de transpiración, es decir, la dedicación y trabajo al final formarán ese proyecto con el que quieres iniciar.

Pero antes de llegar a ese punto, ¿no es mejor saber si lo que estás planeando va por buen camino? Así te evitarás perder tiempo, dinero y energía.

Ideas que transforman

En el mundo de los negocios han surgido muchas ideas solo por generar dinero, pero déjame decirte que todos queremos dinero; eso no te hace especial. El recurso más importante que necesitas es una idea.

Una de esas que transforman, que buscan resolver o atender un problema, aquellas que surgieron para facilitarnos la vida.

¿Qué pasa si me aventuro?

En México 75% de las PYMEs fracasan durante sus 2 primeros años de existencia, esto de acuerdo a una investigación realizada por The Failure Institute. Las razones por las que eso puede ocurrir son varias, y quizá es un acto arriesgado aventurarse sin tener noción alguna sobre tu idea de negocio.

Por ello se recomienda validarla con tus posibles usuarios antes de lanzarte a un vacío que puede terminar mal.

¿Cómo puedo saber si mi idea es buena?

Para saber si tu idea es viable o no, debes considerar al público al que te estás dirigiendo, eso te ayudará a tener una visión completa sobre tu producto y lograrás perfeccionarlo poco a poco. Nosotros consideramos que el proceso se divide en las siguientes fases:

Todo nace de una hipótesis

Debe existir una premisa, pongámoslo así: Alguien en algún lugar consideró que era una buena idea ofrecer un servicio donde las personas pudieran escuchar todo tipo de música sin necesidad de comprar cada álbum o canción, únicamente debían pagar mensualmente cierto monto.

Ideas como esa, están surgiendo a diario, hoy todos sabemos lo que es Spotify. Pero no nos adelantemos, por eso es importante que antes de creer que algo va a funcionar conozcas la opinión de aquellos posibles compradores. ¿Ellos utilizarían nuestro producto realmente?

Pregunta

Por eso ¡Investiga! ¡Desmiente o reafirma lo que crees!

Este punto es crucial y por eso mismo, probablemente uno de los más difíciles; de esta forma nos enteramos a través de nuestros posibles clientes si comprarían un producto o servicio como el nuestro o si ni siquiera lo considerarían.

Conocer sus posibles experiencias tiene un gran peso y repercusión en nuestro camino a diseñar un nuevo producto o servicio.

Toma una decisión

Ahora que ya tienes esa información, debes tomar decisiones sobre tu negocio. ¿Es buena idea continuar o aún hay muchos ajustes por hacer? Quizá pueda resultar un poco impactante que aquello que creías no es lo mismo que tus usuarios opinan. O tal vez sea todo lo contrario: eso que pensabas estaba en lo correcto, ¡y es momento de poner todo en marcha!

infografia sobre como validar una idea de negocio segun slik

¡Inicia con una estrategia!

Encontrar valor en las experiencias de nuestros clientes es una de las mejores inversiones que podemos hacer. Armar una estrategia que considere y comprenda sus motivaciones, frustraciones y necesidades nos enseña a conocer nuestro producto desde su perspectiva.

Eso es un poco de lo que nosotros llamamos The Slik Way, no sirve solamente para validar ideas de negocio, puede funcionar para re-diseñar un producto existente o para mejorar un servicio, entre otras.

Primero entendemos el problema, para después investigar con nuestros usuarios si realmente ellos se enfrentan a esa dificultad; basándonos en estas experiencias y no en suposiciones diseñamos una solución.

¡Repetimos este proceso para mejorar y mejorar cada vez más!

Esperamos que estos pasos te sean de ayuda; si estás interesado en temas de este estilo no olvides estar al tanto de nuestras redes sociales. Recuerda que con Slik puedes asegurarte que sea viable tu idea de negocio, ¡ponte en contacto para saber cómo!