Cada vez estamos un poco más familiarizados con la investigación de usuarios, encontramos sus múltiples utilidades, pero… a veces no parece tan fácil convertir esa información que hemos recibido de nuestros clientes en estrategias que nos puedan ayudar a mejorar nuestra propuesta de valor, comunicación, producto, etc. ¡Aprende cómo lograrlo con el Diseño de Estrategia!

¿Investigamos para qué?

Queríamos saber algo

Antes de comenzar con la investigación, teníamos una hipótesis sobre nuestra problemática; con ayuda de las técnicas y métodos averiguamos directamente con nuestros usuarios lo que ellos necesitaban.

Una investigación no tiene que ser necesariamente un proceso largo, puede ser rápida e iterativa, descubre como con Slik el tiempo no es un pretexto para conocer a tus clientes.

¿Aprendimos otras cosas?

Pero siempre habrá nuevos hallazgos, quizá pequeños detalles, pero que realmente pueden ayudarnos a mejorar nuestro producto o servicio. Es por eso que toda esta nueva información puede ser abrumadora en un principio, ¿qué debemos hacer? ¿Podemos trabajar sobre todos estos hallazgos?

Nuestro siguiente paso

Debes saber que el siguiente paso es comprender que… habrá un montón de pasos más. Sé que suena gracioso, pero es la verdad, debemos adentrarnos y confiar en el diseño iterativo, dar baby steps que nos permitan aprender de nuestro producto y clientes, para ayudarlos a resolver una tarea y generar valor para ellos.

Desarrollar una estrategia

Ahora viene la parte interesante, con nuestro reporte de investigación analizado nos enfrentamos a muchos caminos. Surgen distintas ideas sobre el que debemos elegir, así que nuestra recomendación es tener claros estos 4 puntos, ya que son importantes al momento de diseñar una estrategia, ya sea de negocio, producto, comunicación, marketing, etc.

Equipos alineados

El equipo debe encontrarse pensando en la misma dirección, ¿qué queremos lograr?

Existen metodologías y procesos que nos ayudan a salir de ese sesgo personal que podamos tener, a bajar la guardia y no resistirnos a esta alineación. Una vez que todos estén en “la misma línea” será mucho más fácil lograr una visión y estrategia conjunta.

Salir de la resistencia

Cuando trabajamos en equipo, cada parte interesada tiene una distinta visión y necesidades, por eso es que tuvimos la alineación previa. Para lograr que ellos salgan de ese posible estado, nuestra investigación debe ser planeada e implementada de forma conjunta, así los hallazgos brindarán soporte para la estrategia de producto.

ilustracion de persona con una idea y elementos de diseño

El cliente al centro

Ahora que ya todos están viendo hacia la misma dirección, con una misma visión y enfoque, tenemos que asegurarnos de pensar en aquellas personas para quienes van dedicados nuestros esfuerzos. Dejar claro cómo el equipo puede mejorar el producto y lograr los resultados para los usuarios.

No solo pensar, sino ser estratégico

Te pondré un ejemplo de lo que hacemos en Slik, una vez alineado el equipo en una sesión de diseño de estrategia, les ayudamos a llevar sus ideas a una estrategia concreta, un prototipo o primera versión de esa estrategia que después podrán probar con sus usuarios, teniendo así en todo momento la retroalimentación de los clientes.

Para tomar grandes decisiones

En Slik creemos que el proceso de toma de decisiones es elemental en este proceso, te dejamos algunos consejos que nosotros damos a nuestros clientes

  • Tener objetivos

Sin metas establecidas, la investigación no aportará ningún valor a tu compañía. Hay dos preguntas que serán clave ¿Qué esperan obtener con la investigación?

¿Qué problemas quieren resolver?

  • Reporte de la investigación

Cuando nosotros ejecutamos una investigación de usuarios, siempre tenemos entregables para nuestros clientes. Esos datos y hallazgos que recopilamos, tienen utilidad, puesto que reflejarán la orientación de la estrategia.

  • Aterrizar las ideas

Este consejo va relacionado con todo lo que estuvimos viendo a lo largo del artículo, nosotros procuramos que nuestros clientes comprendan la importancia de los hallazgos y los enfoquen al diseño de una estrategia.

  • Planear los siguientes pasos

Los “siguientes pasos” siempre deberán responder a los problemas con mayor prioridad para un equipo, y recuerda que uno es mejor que cero, así que es mejor hacer cambios graduales e ir aprendiendo.

Este es un pequeño vistazo a nuestra metodología, pero sí estás interesado en saber más puedes visitar nuestro sitio web, ¡pongámonos en contacto! Juntos podremos validar tus estrategias en cuestión de semanas.