Todos, o por lo menos la mayoría de nosotros hemos desempeñado estos dos roles: por un lado somos consumidores de ciertos productos y servicios, pero también trabajamos para empresas (o en algunos casos les pertenecen) que ofrecen los mismos. Es por eso que a todos nos incumbe el impacto que el diseño de un producto puede causar.

No solamente se trata de productos físicos o tangibles, sino de productos digitales: sitios web, aplicaciones, etc. Ya en otra ocasión hablamos sobre la importancia de ayudar a resolver “tareas” a los clientes, así que hoy es buen momento para hablar sobre el impacto que eso causa.

Los creadores

Como creadores, ¿existe o no un compromiso con los clientes? ¿Queremos que tengan el mejor producto? ¿Queremos facilitarles la vida? Esas preguntas siempre estarán expuestas en la “mesa” y tienes que saber que el primer paso es ese: intención.

Después viene el trabajo de iteración, uno siempre va a ser mejor que cero, y qué mejor manera de diseñar productos que aprendiendo del nuestro y mejorándolo poco a poco (puedes leer “La iteración en el diseño de productos” para aprender más).

Cambiando vidas con productos

¿Hay algun producto que venga a tu mente? Sé que puede sonar exagerado, pero no me refiero a uno de esos que venden en los infomerciales donde todos por alguna extraña razón sonríen todo el tiempo.

Hablo sobre esos que salvaron tu día, como cuando olvidaste tu cartera en casa, pero recordaste que con la app podías retirar dinero. Entonces… ¿Cómo diseñar productos que impacten?

Las herramientas

Primero están los medios para lograrlo, para ser más clara al respecto, están el diseño de productos y la investigación de usuarios. En Slik, por ejemplo, usamos una metodología que ayuda a las organizaciones a tener estrategias validadas en cuestión de semanas.

El objetivo

Y por supuesto, el objetivo, ¿qué queremos lograr con ese producto que está en el mercado? Más allá, de las metas internas de ventas y alcance, es el compromiso con el cliente que mencionamos al inicio. Te recomiendo leer “Para las compañías que quieren centrarse en sus usuarios” si en tu compañía aún están averiguando cómo lograrlo.

ilustracion de personas pidiendo comida a domicilio en una app

Diseñar un producto con impacto

Al crear un producto o servicio, nace una responsabilidad indirectamente con aquellas personas para las que se ha creado. Por eso te compartimos 4 formas con las que consideramos, estarás consciente sobre el impacto que puede provocar tu producto.

Escuchar más a los usuarios

Sin duda, un buen consejo siempre será escuchar a los usuarios, ellos son los que utilizan día a día los productos, quiénes viven directamente frustraciones o motivaciones. Por eso conocer su percepción resulta de gran ayuda.

¿Qué papel tenemos públicamente?

Averiguar el papel que nuestra compañía tiene en el público en general, ayudará a enfrentar los posibles desafíos que se tengan. Comprender el impacto positivo o negativo que nuestro trabajo está generando, nos ayuda a asumir responsabilidades.

Conocer todas las experiencias

Comprendo que nuestros productos o servicios suelen ser “nuestros bebés” y es difícil aceptar que las personas han tenido todo tipo de experiencias con ellos, no siempre positivas, pero esas son oportunidades de mejora.

Impacto ambiental

Pensarás, ¿cómo una aplicación o sitio web puede impactar ambientalmente? Lo cierto es que quizá no directamente, pero indirectamente podría hacerlo. Si tienes un negocio en línea que comienza a crecer, debes considerar que eso significa más envíos, implicando más el uso de transportación. Son detalles pequeños (o quizá no tanto), pero que hacen la diferencia.

La buena noticia es que tenemos el poder de hacer mucho respecto al diseño de productos, que nuestras estrategias pueden centrarse en nuestros usuarios y podemos asegurarnos de su efectividad, antes de ponerlas en acción. En Slik, así lo hacemos, así que no dudes visitar nuestro sitio web para conocer a detalle cómo co-diseñamos con compañías para lograr que sus usuarios puedan resolver una tarea o impactar en sus vidas.