Cuando estamos creando un producto o servicio, debemos tomar decisiones que nos lleven a mejorarlo, pero no solamente se trata de eso. Todo lo que elijamos para nuestro producto, afecta a nuestro negocio, empleados y por supuesto clientes. ¡Por eso queremos ayudarte en tu proceso de toma de decisiones!

La toma de decisiones no es fácil

Sabemos que una simple decisión puede complicarse y llevarnos a resultados catastróficos (un ejemplo es lo ocurrido con Sonic, La Película), es por eso que la más mínima acción puede causar un estado de incertidumbre, del cuál queremos salir lo antes posible. También sabemos que una buena decisión puede traer consigo mejores ventas, mayor aceptación, clientes leales, etc.

Pero este proceso no tiene razón para convertirse en una lucha constante de extremos, al contrario, un equipo debe tomar una decisión que les genere seguridad, tener un plan que les encante ejecutar.

Diseñar productos con seguridad

En Slik tenemos 4 preguntas primordiales para que toda organización pueda tomar decisiones sobre sus productos, con la confianza de estar yendo hacia el camino correcto; las enlistamos a continuación.

¿Qué problema quiero resolver?

Por más obvio que suene, no debe pasarse por alto, porque trabajar sin un reto, es no llevar un rumbo alguno, aquí te compartimos algunas preguntas que nosotros hacemos en nuestro Taller de Problem Framing:

  • ¿Cuáles son los objetivos de negocio?
  • ¿Qué oportunidades podrían favorecer al negocio?
  • ¿Cuál es el principal reto a resolver?
  • ¿Qué riesgos existen para nuestro negocio?

El taller es un proceso ágil de indagación, interpretación y alineación de puntos de vista que te permitirá entender cómo las necesidades del negocio están relacionadas con las de los clientes.

Puedes descargar una guía gratuita y realizarlo en tu empresa, o contáctanos para que platiquemos y te ayudemos a guiar esta sesión.

¿Cómo han logrado otros resolverlo?

Cuando enfrentas un reto el cual nunca antes se había presentado, cuesta trabajo definir y trazar el camino a seguir. Por eso una recomendación que te hacemos es resolverlo con inspiración y ayuda sobre cómo lo han hecho otros, es un punto de referencia que te ayudará a guiarte sobre aquello que tú y tu equipo quieren lograr.

Siempre podrás encontrar mejores prácticas en plataformas de diseño o buscar soluciones de otras industrias que tengan un problema similar al que enfrenta tu producto.

Es importante que no confundas y sea una copia a ciegas, porque si bien alguien pudo resolverlo de determinada manera, no significa que eso vaya a funcionar con tu producto que tiene determinadas circunstancias, características y clientes.

ilustracion de varias manos seleccionando piezas de rompecabezas

¿Cómo mediría el éxito?

Cual sea la solución que se elija y diseñe, siempre debes definir cómo se medirá; porque de no ser así, seguirás sin tener claridad sobre lo que estás haciendo. Además, no lo orientarás a ser una mejora que te lleve a aprender constantemente sobre tus clientes y el producto en sí.

¿Realmente la gente usará mi producto?

La mejor forma de saber si alguien usará tu producto, ¡es investigando!

Pero específicamente probándolo, es decir, ejecutando pruebas de usuario que te permitan encontrar los problemas más importantes a los que tus clientes se podrían enfrentar con tu producto.

¿Quieres tener información que te dé claridad? Entonces descubre si las soluciones que estás diseñando son eso, o si no están ayudando a los clientes, no están siendo comprensibles ni utilizables.

Salir de una zona de incertidumbre

Para salir de ese estado de incertidumbre inicial, debes tomar decisiones, es inevitable. Pero una vez que lo hayas hecho, te darás cuenta que estás construyendo mejores productos y en cuanto más rápido consigas avanzar, será mejor.

Por eso nosotros le decimos a muchas organizaciones que el tiempo no es un pretexto para no investigar a sus usuarios, tampoco lo es para tener un prototipo y probarlo con tus clientes, ¿quieres saber cómo? ¡Aprende sobre la metodología Slik!

Necesitamos iterar

Por último consideramos que para aquellos dedicados a diseñar mejores productos, es esencial iterar, porque esto significará estar activo constantemente, al pendiente de la mejora de tu producto para tus clientes.

Hasta el punto de ya no tener nada más para aprender sobre él, por supuesto no es instantáneo o mágico. Es un paso a paso, un camino en el que se va mejorando el producto o servicio, donde aprenderás de tus clientes, de tu producto y de tu equipo. Para conocer otras ventajas de la iteración, puedes leer “La iteración en el diseño de productos”.

Así que es momento de tomar mejores decisiones para tus clientes y productos, no olvides que con Slik lograrás esto en cuestión de semanas, probando con usuarios reales un prototipo diseñado a partir de una investigación y diseño de estrategia. ¡Hablemos!